De ácaros y almohadas

Tu colchón es el hogar de casi dos millones de ácaros microscópicos, que salen a altas horas de la noche a cenar tus grasas sebáceas y a darse un banquete con todos esos encantadores y crujientes copos de piel que desprendes cuando te mueves en sueños. Sólo en tu almohada puede haber 40000. (Para ellos, tu cabeza no es más que un enorme bombón aceitoso). Y no creas que cambiar la funda de la almohada cambiará las cosas. Para alguien de la escala de los ácaros, el tejido de la tela humana más tupida es como las jarcias de un barco. De hecho, si la almohada tiene seis años (que parece ser que es más o menos la media de una almohada),  se ha calculado que una décima parte de su peso estará compuesta de “piel desprendida, ácaros vivos, ácaros muertos y excrementos de ácaros”.

Una Breve Historia de Casi Todo, de Bill Bryson

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta to “De ácaros y almohadas”

  1. agostina cristal Says:

    si toda persona en el mundo tomara recaudos y pusiera sus colchones al sol y sus almohadas no habria olor en las casas y las visitas no se irian tan rapido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: