Cinco ecuaciones que cambiaron el mundo

Portada

Acabo de terminar Cinco ecuaciones que cambiaron el mundo, de Michael Guillen. Al final se me ha hecho un poco pesado y he tardado en leerlo bastante más de lo que pensaba, pero tiene unos cuantos detalles que merece la pena mencionar.

El libro está dirigido al público en general, por lo que hacen falta pocos conocimientos científicos para entenderlo. A pesar de su título, de las ecuaciones apenas aparece nada más que la ecuación en sí, junto con alguna explicación de lo lógico que es que sean así. Ninguna demostración. En cambio, se centra en la vida de los cinco autores de las ecuaciones y en el camino para descubrirlas.

Comentaré algunos detalles, no pretendo hacer un resumen del libro ni contar toda la historia, sólo iré señalando cosas que me llamaron la atención.

La primera historia es sobre Newton y la Ley de Gravitación Universal. Cuenta lo dificil de su infancia, debido a la muerte de su padre antes de que naciese y al abandono de su madre, que a los dos años se casó con otro hombre y dejó al pequeño Isaac con su abuela durante 5 años. Con trece era uno de los peores estudiantes de su escuela, pero su rivalidad con un compañero hizo que empezase a prestar atención y al poco se convirtió en el primero de la clase. Cuenta también como fue a Cambridge como subsizar, estudiante pobre que tenía que trabajar media jornada como criado de otros alumnos. Su pasión por la ciencia le llevó en esa época a realizar experimentos con sus propios ojos, en sus propias palabras:

Apretando el ojo con su extremo [del pincho] aparecieron varios círculos blancos, negros y coloreados, que fueron más evidentes cuando me froté el ojo con la punta del punzón.

(Otro científico que experimentaba consigo mismo era Henry Cavendish, que calculaba la intensidad de una corriente sometiéndose a ella, por el dolor. Podeis leer más sobre este genio, una de las figuras más peculariares de la ciencia, en Historias de la Ciencia 1 y 2).

También habla de las concepciones anteriores del universo. Como curiosidad, dice que los planetas deben su nombre a la palabra griegra para vagabundos, debido aparentemente inexplicable movimiento retrógrado. Habla de la teoría de Descartes, según la cual los planetas orbitaban entorno al Sol porque estaban atrapados por un torbellino gigantesco con su vórtice en la estrella. Nos relata como las observaciones de Galileo de los cráteres en la luna acabaron con la concepción aristotélica de unos cielos perfectos e incorruptibles (parece que Aristóteles se equivocó en unas cuantas cosas). Los libros de Galileo se incluyeron en el Índice de libros prohibidos de la Iglesia católica, y allí estuvieron hasta el 31 de octubre de 1992 (¡!).

Nos relata la rivalidad de Newton con Robert Hooke. Éste se opuso a la teoría de la luz blanca como compuesta por las demás (entonces se creía que la luz blanca era pura y los colores se generaban cuando se le añadía “suciedad”). También se enfrentaron más adelante, cuando Hooke intentó adjudicarse el descubrimiento de que la gravedad disminuía con el cuadrado de la distancia.

Finalmente, cuenta como se aplicaron las leyes de Newton en los viajes espaciales. Por cierto, la razón de que EEUU realice sus lanzamientos desde Cabo Cañaveral es que al estar más cerca del ecuador aprovechan la fuerza centrífuga provocada por la rotación terrestre.

Me he extendido más de lo que pensaba con Newton, así que dejaremos las otras cuatro ecuaciones para otra historia.

About these ads

5 comentarios to “Cinco ecuaciones que cambiaron el mundo”

  1. omalaled Says:

    Muchas gracias por los enlaces.

    A mí no se me hizo nada pesado el libro. Quizás no me gusta del todo el estilo, pero recuerdo que me encantó la historia de los Bernoulli.

    Salud!

  2. lucagali Says:

    Muchas de nadas, te seguiré enlazando con mucho gusto jeje. Tu blog es uno de mis preferidos, y de vez en cuando me acuerdo de alguna de las historias y no puedo evitar citarte.

    En cuanto al libro, no sé muy bien qué me pasó con él, porque yo leo bastante rápido y sin embargo este se me atrancó mucho tiempo.

    La historia de los Bernoulli es genial, menuda familia

  3. Sergio Says:

    Me recuerda al libro que regalaban en la olimpiada, que tenia cada historia de científicos impresionante, desde sus descubrimientos hasta sus comportamientos.

  4. Cinco ecuaciones que cambiaron el mundo (II) « Al margen de Fermat Says:

    [...] ecuaciones que cambiaron el mundo (II) By lucagali Retomo el comentario de este libro, que ya empecé hace tiempo. Como ya dije entonces, no pretendo hacer un resumen del libro, sólo comentaré algunas de las [...]

  5. Profecías estrelladas « Al margen de Fermat Says:

    [...] Visto en Cinco ecuaciones que cambiaron el mundo [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: